Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios analizando sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Acepto Más información

Mi experiencia en el Being One Forum 2018

Lo más seguro es que no hayas oído hablar de este evento. Es poco probable que sepas de qué trata. Pero quizá tengas algo de idea sobre él, o incluso conozcas algunas de las circunstancias a su alrededor.

Being One Forum es un evento sobre crecimiento personal donde autores best sellers de todo el mundo se reúnen durante 3 días con la intención de aportar luz y despertar consciencias que ayuden al cambio.

El fin de semana del 12 al 14 de octubre transcurrió su segunda edición en Valencia. Alrededor de 2.000 personas participamos de la experiencia y cada una de ellas se llevó consigo su propia y única “experiencia”.  Sin duda esta edición ha sido menos conflictiva que la pasada, pero también se han vivido momentos de tensión y cabreo por parte de numerosos participantes. De igual forma, también hay muchos que hablan de magia y energía a raudales. Entre ambos extremos, una amplia gama de sentires. Cada uno da su versión de la realidad y todas son individuales y respetables.

No estoy - ni quiero, ni tengo derecho-  para juzgar las opiniones de nadie. Tengo el convencimiento de que cada persona vive su experiencia en la forma en que lo necesita. Tan sólo quiero exponer la mía y explicar qué ha supuesto para mí Being One.

Todos los que estábamos allí teníamos un propósito, una motivación personal, pero la intención y la energía para lograrlo está condicionada por nuestras circunstancias vitales. Existen personas que viven en el cabreo y la queja: se encontrarán situaciones para protestar. También hay quien atraviese situaciones difíciles: será una montaña rusa de emociones a gestionar. Seguro que muchos se hacen expectativas sobre lo que va a ocurrir: se encontrarán decepciones. Todos y cada uno de nosotros recibirá lo necesario e imprescindible para despertar el cambio, la dificultad radica en ser capaz de verlo y reaccionar.

Un error no se convierte en fracaso si somos capaces de encontrar soluciones y aprender de él. Entonces se transforma en una oportunidad de aprendizaje de camino hacia el éxito. La vida está llena de errores -afortunadamente-, de nosotros depende convertirlos en fracasos o en éxitos. Es obvio que en Being One se han cometido y se cometerán errores, pero el éxito del evento fue un hecho para todas las personas que acabamos cantando y bailando con ellos por el despertar y el cambio. Creo que estamos en el camino y que lo hicimos posible.

Y por ahí está mi mayor aprendizaje: nos empeñamos en buscar hacia afuera (el entorno socio-económico en que vivimos nos lo pone fácil), cuando la responsabilidad SIEMPRE está en uno mismo. Dejemos de culpar, resignarnos y sobrevivir a la vida, y tomemos las riendas para ponernos al mando rumbo a nosotros mismos. Somos todopoderosos para crear nuestras vidas y responsables, en modo absoluto, de nuestros éxitos y fracasos.

Cada una de las 2.000 personas que se llevaron de Valencia su experiencia Being One tiene el poder y la responsabilidad de elegir: seguir el camino de la felicidad o perderse en la tortura de vivir sin vivir.

Puedes elegir: ELIGE.

David Carnicero

Ldo en CAFD col 60.501

Preparador físico y Osteópata de Numantium Estudio

17 de octubre de 2018
Compartir en